El paradigma de la legalización de casas ilegales en Andalucía

Legalización de casas ilegales en Andalucía

Desde Vicente Díaz Lagares y Asociados, queremos informaros sobre la justificación normativa de la legalización de casas ilegales en Andalucía, en concreto, en suelo no urbanizable, y sus beneficios asociados.

En relación a la materia que nos ocupa, o sea, la legalización de casas ilegales en Andalucía, en especial, en suelo no urbanizable, dice JORDANO FRAGA, J.: “El principio “conforme a plan” es una de las esencias del Derecho Urbanístico. En nuestro ordenamiento jurídico, la legislación urbanística se apoya, desde 1956, en la idea central del planeamiento como instrumento jurídico para la ordenación de la ciudad e instrumento técnico de concreción espacial y temporal del estatuto del derecho de propiedad.

El Plan, como “anti-azar”, es la herramienta central escogida por la Ley para determinar el crecimiento posible, el diseño de la ciudad, los sistemas generales y dotaciones (Estado Social) y delimitar el contenido patrimonial del derecho de propiedad urbana (derecho de propiedad). Pero la realidad escapa a este principio ideal y es necesario dar respuesta a lo construido al margen del plan […]”, como ocurre con la legalización de casas ilegales en Andalucía, que constituye un verdadero problema jurídico y social.

No obstante lo anterior, el proceso de legalización de casas ilegales en Andalucía, en concreto, en suelo no urbanizable, supone, para un sector de la doctrina, un fracaso del sistema urbanístico, que responde en esencia a dos motivos: de un lado, la incapacidad del poder público para ejecutar las acciones de disciplina urbanística; y por otro lado, un exceso de regulación fruto del continuo cambio normativo que hace que las propias administraciones creadoras de esas normas inapliquen las mismas por su complejidad de llevarlas a la práctica.

Llegados a este punto, hay que advertir que la legalización de casas ilegales en Andalucía, en especial, en suelo rústico, es un proceso posible, así lo ha admitido expresamente el Tribunal Supremo en Sentencia de 5 de marzo de 1997, según la cual, existe un riguroso deber de motivación que de no observarse impone la anulación de las decisiones que excluyan del proceso regularizador. O también la Sentencia de 22 de diciembre de 2000, según la cual, es obligatoria la prestación de servicios de abastecimiento y evacuación de aguas para las urbanizaciones regularizadas.

A estas Sentencias se añaden otras en las que el Tribunal Supremo admite la posibilidad de que el ius variandi legalice situaciones irregulares, incluso vías de hecho, así como que por medio de normas transitorias se establezcan los requisitos de esa legalización. Igualmente, el Tribunal Supremo ha descartado, en primer lugar, que la regularización por vía excepcional en el plan constituya una reserva a la dispensación desde la idea que lo prohibido es permitir a los actos singulares alterar pro futuro, y en segundo lugar, que exista vulneración del principio de igualdad ante la Ley por el trato privilegiado de un régimen transitorio de legalización establecido por el propio plan.

Dicho lo anterior, procede indicar que, en los últimos tiempos, ha habido dos iniciativas normativas que han intentado solucionar el fenómeno de la legalización de casas ilegales en Andalucía, la primera, es el Decreto 2/2012, de 10 de enero, por el que se regula el régimen de las edificaciones y asentamientos existentes en suelo no urbanizable en la Comunidad Autónoma de Andalucía, cuyo principal objetivo consiste en “clarificar el régimen aplicable a las distintas situaciones en que se encuentran las edificaciones existentes en suelo no urbanizable, estableciendo los requisitos esenciales para su reconocimiento por el Ayuntamiento y su tratamiento por el planeamiento urbanístico”; y la segunda, el Anteproyecto de Ley de modificación de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de ordenación urbanística de Andalucía, cuya finalidad esencial consiste en “permitir la regularización de edificaciones se uso residencial construidas sobre parcelaciones urbanísticas en suelo no urbanizable.”

En cualquier caso, la intención de quien suscribe estas líneas no es hacer un análisis exhaustivo de las citadas iniciativas normativas, sino destacar las ventajas de la legalización de casas ilegales en Andalucía, en concreto, en suelo no urbanizable, por aplicación de cuanto se ha argumentado hasta este momento. Dichas ventajas pueden resumirse en las siguientes:

  • Formalización de escritura pública ante Notario donde se refleje la realidad fáctica existente.
  • Acceso al Registro de la Propiedad.
  • Acceso a los servicios básicos (luz, agua, telecomunicaciones, etc.).
  • Evitación de sanciones urbanísticas y demolición.
  • Aumento del valor y mayores facilidades para una futura venta del inmueble.

Por todo lo expuesto, cabe advertir que, aunque pueda considerarse que el proceso de legalización de casas ilegales en Andalucía, en concreto, en suelo no urbanizable, supone un fracaso del sistema urbanístico, hay que concluir que las iniciativas normativas indicadas afrontan y regulan, aportando como se ha dicho importantes beneficios, un tema urbanístico trascendental de nuestra época, a saber, la legalización de casas ilegales en Andalucía, en concreto, en suelo no urbanizable, las cuales han ido exténdiendose epidémicamente por buena parte del territorio de nuestro país, hasta convertirse en una de las herencias más gravosas de la explosión inmobiliaria de anteriores décadas.

Evita sanciones administrativas, incluidas las dinerarias, delitos urbanísticos y demoliciones, ahora la legalización de casas ilegales en Andalucía es más posible que nunca. Para ello, no dudes en contactar con Vicente Díaz Lagares y Asociados haciendo clic aquí.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

top