Más facilidades en la regularización de viviendas en suelo no urbanizable en Andalucía

Regularización de viviendas en suelo no urbanizable

Desde Vicente Díaz Lagares y Asociados queremos trasladaros las últimas novedades normativas en la regularización de viviendas en suelo no urbanizable en Andalucía, introducidas por la Ley 6/2016, de 1 de agosto, por la que se modifica la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía para incorporar medidas urgentes en relación con las edificaciones construidas sobre parcelaciones urbanísticas en suelo no urbanizable.

La presente modificación de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, tiene por objeto principal resolver la problemática en la que se encuentran las edificaciones construidas al margen de la legalidad en suelo no urbanizable y, por ende, las viviendas ilegales, que se sitúan en parcelaciones urbanísticas que no tienen la condición de asentamiento urbanístico.

Con anterioridad a esta reforma, la regularización de viviendas en suelo no urbanizable no era posible cuando dichas edificaciones estaban situadas en parcelaciones urbanísticas, ya que ello suponía la inexistencia de limitación temporal para la adopción de medidas de restablecimiento de la legalidad urbanística sobre la parcelación urbanística en la que se asentaban, extendiéndose la misma a las propias edificaciones.

Lo que se pretende con esta reforma de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, es, por tanto, ampliar los supuestos de regularización de viviendas en suelo no urbanizable, haciendo que a las edificaciones construidas al margen de la legalidad que se sitúan en parcelaciones urbanísticas y, por ende, las viviendas ilegales, les sea de aplicación el plazo establecido por el artículo 185.1 de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, desapareciendo así la inexistencia de limitación temporal para la adopción de medidas de restablecimiento de la legalidad urbanística.

Para lograr ese objetivo, se modifica el apartado A) del artículo 185.2 de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, en virtud del cual las edificaciones de uso residencial y las parcelas asociadas a éstas quedan sometidas al plazo general del artículo 185.1, actualmente seis años, de manera que respecto de las mismas ya no opera la reglar anterior, según la cual, las edificaciones construidas sobre parcelaciones urbanísticas podían ser atacadas por la Administración Pública en cualquier momento sin sometimiento a plazo alguno.

Así pues, esta modificación legislativa justifica su necesidad a fin de garantizar en el menor plazo posible que el uso de estas edificaciones se lleve a cabo bajo condiciones adecuadas de seguridad, salubridad, habitabilidad y sostenibilidad y, sobre todo, posibilitar la adopción de medidas correctoras o compensatorias urgentes que permitan eliminar, minimizar o compensar el impacto negativo que estas edificaciones y las parcelaciones están ocasionando sobre el medio ambiente, en especial la afección a los recursos hídricos y al paisaje del entorno.

De esta manera será posible solucionar, de forma eficaz, la incertidumbre en que se encuentran muchas personas titulares de edificaciones en suelo no urbanizable que puedan desconocer con certeza los derechos y obligaciones respecto a estas edificaciones para las que la Administración Pública no adoptó en su momento medidas disciplinarias y haciéndolo de forma que permita satisfacer el interés general que representa la protección medioambiental y la preservación de los valores propios del suelo no urbanizable.

Evita sanciones administrativas, incluidas las dinerarias, delitos urbanísticos y demoliciones, ahora  la regularización de viviendas en suelo no urbanizable en Andalucía es más posible que nunca. Para ello, no dudes en contactar con Vicente Díaz Lagares y Asociados haciendo clic aquí.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

top